EL TALLER

 

Captura de pantalla 2014-07-29 08.42.14

 

RESUMEN

El Taller de Garantías se inscribe dentro del Plan de Innovación Educativa de la Facultad de Derecho de la Universitat de València (UVEG). Es una actividad interdisciplinar, lo que evita mostrar el Derecho, en esta fase del aprendizaje, como una suma de compartimentos estanco representados por cada una de las asignaturas. Nada más alejado de la realidad – uno de nuestros objetivos es que el taller tenga un firme anclaje en la que encontrarán los estudiantes cuando salgan del entorno controlado de las aulas y tengan que desenvolverse, como juristas, en el mundo -. El taller incentiva el trabajo en grupo, fomenta la reflexión crítica del alumno y su capacidad de argumentación y de expresión tanto oral como escrita, permite afrontar un problema complejo con perspectivas muy diversas, facilita el trato directo con expertos en la materia procedentes de diversos sectores, bascula sobre la búsqueda de soluciones a problemas reales de la sociedad y fomenta, en este sentido, el compromiso ético.

ABSTRACT

The warranties workshop is part of the Educational Innovation Project  of  the Faculty of Law/University of Valencia. It is an interdisciplinary activity, which avoids showing the law at this stage of learning, as a sum of watertight compartments represented by each of the subjects. Nothing is further from reality – one of our goals is that the shop has a firm anchoring in the students will encounter when they leave the controlled environment of the classroom and have to cope, as lawyers in the world -. The workshop encourages teamwork, fosters students’ critical thinking and argumentation skills and oral and written expression, can face a complex problem with many different perspectives, facilitates direct contact with subject matter experts from various sectors , tilts on finding solutions to real problems of society and encourages, in this sense, the ethical commitment.


EL TALLER

El Taller de Garantías se ha consolidado como actividad del Plan de Innovación Educativa de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia.

La necesidad de adaptarse de forma creativa a las nuevas exigencias y a un contexto en constante evolución es, en nuestra era, un reto estratégico, en el que pueden tener un papel destacado las técnicas de innovación educativa. No hablo de técnicas de relumbrón, “de apariencia deslumbrante, pero de escaso valor real” (RAE), sino de aquellas que ofrezcan de verdad nuevas oportunidades de aprendizaje. Con esta idea pusimos en marcha el Taller de garantías, que cumple ya su séptima edición.

Benjamín Franklin apenas cursó estudios oficiales elementales. Sin embargo, fue político – participó en la redacción de la Declaración de independencia de los EEUU de América -, científico e inventor. A él se debe una cita bastante sugerente: “Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo”.

La mayoría de los métodos activos de aprendizaje pretenden en última instancia, o en primera, involucrar al estudiante. Por mi parte, estoy convencida de que para comprometerlo en el aprendizaje del Derecho hay que hacer que lo sienta como algo cercano. Todos mostramos más interés por lo que nos resulta próximo. El estudiante de Derecho no es diferente.

¿Cómo consigue involucrar el Taller de Garantías al alumno?

Se trata de una actividad que adopta una perspectiva interdisciplinar, lo que evita mostrar el Derecho, en esta fase del aprendizaje, como una suma de compartimentos estanco representados por cada una de las asignaturas. Nada más alejado de la realidad – uno de nuestros objetivos es que el taller tenga un firme anclaje en la que encontrarán los estudiantes cuando salgan del entorno controlado de las aulas y tengan que desenvolverse, como juristas, en el mundo -.

El taller incentiva el trabajo en grupo, fomenta la reflexión crítica del alumno y su capacidad de argumentación y de expresión tanto oral como escrita, permite afrontar un problema complejo con perspectivas muy diversas, facilita el trato directo con expertos en la materia procedentes de diversos sectores, bascula sobre la búsqueda de soluciones a problemas reales de la sociedad y fomenta, en este sentido, el compromiso ético.

Y aquí quiero detenerme. El taller gira en torno a la resolución de un CASO PRÁCTICO vinculado a las materias que son objeto de estudio en el Tercer curso de Derecho por distintas asignaturas. Este hilo conductor, transversal, es un problema, un supuesto conflictivo extraído de la realidad, sobre el cual o a partir del cual se trabaja.

Todos los profesores participantes teníamos claro cuál iba a ser el conflicto planteado en el curso 2012-2013 – en que se inicia el taller – a los alumnos. Podía resumirse en dos palabras. Quien lo prefiera las pondrá entre interrogantes. En aquellos tiempos constituyeron el lema de muchas pancartas y fueron “trending topic” durante varias horas en España el 12 de noviembre de 2012: STOP DESAHUCIOS.

Bonanza económica, obtención de un préstamo hipotecario con interés variable, gracias a una tasación, podríamos decir “generosa” de la vivienda, y a una estimación no del todo responsable de los riesgos, posterior crisis, desempleo, imposibilidad de seguir satisfaciendo las cuotas del préstamo, ejecución hipotecaria y eventual lanzamiento de los deudores que pierden su casa aunque siguen atados con la entidad bancaria. Si al aliño unimos burbujas inmobiliarias que estallan, intentos de negociación con el Banco, abuelos pensionistas que deben cargar con el sustento de la familia pese a llevar décadas peinando canas, ayudas públicas a la banca que sigue pagando primas elevadísimas a sus directivos, o ciudadanos desahuciados que se convierten en okupas de sus propias viviendas o que se suicidan, puede parecer una película (¿mezcla de cine social y de terror quizás?), una de esas que hubiera bordado Berlanga en su primera etapa … aunque todos sabemos que la realidad siempre acaba superando a la ficción.

No fue un criterio efectista, sino de compromiso con los problemas y las necesidades reales de la sociedad unido al valor didáctico el que nos llevó a escoger este asunto.

Durante los cursos siguientes decidimos seguir trabajando sobre la ejecución de la hipoteca constituida en garantía del préstamo obtenido para la adquisición de la vivienda habitual. El interés social del tema, su conexión o con las materias estudiadas en el Tercer curso del Grado de Derecho y de los Dobles Grados Derecho-Ciencias Políticas y Derecho-Criminología y las novedades que, a nivel legislativo, jurisprudencial y en la práctica del foro, se han producido estos últimos año en relación con la materia, explican la elección.

Captura de pantalla 2015-01-21 12.41.04

 

 

 

 

 

 

ESTRUCTURA DEL TALLER

El taller arranca a partir de un caso práctico que baraja los ingredientes anteriores con visión interdisciplinar.

El supuesto de hecho se complementa con una serie de cuestiones. ¿Su finalidad? Orientar el análisis del estudiante y sus propuestas de solución. Se le invita a valorar la respuesta actual de la ley, el margen de actuación de los jueces, las posibilidades de una mediación o intermediación como alternativa a la solución judicial del conflicto, a constatar la importancia de desarrollar habilidades de negociación y a proponer, incluso, posibles modificaciones legislativas. Debe aprender que la función de las normas jurídicas no es otra que dar respuesta a las necesidades sociales. Pretendemos que piense y que lo haga dialogando con otros, que defienda sus argumentos, que aprenda de sus propias dudas y aprender nosotros con él. Como decía el profesor Kingsfield en “The paper chase” (James Bridges, 1973): “Nunca van a encontrar la respuesta correcta, absoluta, final. En mi clase siempre hay otra pregunta, otra pregunta que sigue a su respuesta”. Este personaje advertía a sus alumnos: “Están en una sala de operaciones. Mis pequeñas preguntas son los dedos tanteando sus cerebros. Aquí hacemos cirugía cerebral. Ustedes se enseñan a ustedes mismos el derecho, pero yo entreno sus mentes”.

No sé si somos cirujanos del cerebro pero sí que estamos aquí para entrenar, de algún modo, a nuestros estudiantes y el taller de garantías puede ser un buen campo de adiestramiento.

Para que el estudiante pueda afrontar su propia reflexión con mejor conocimiento de causa, se seleccionan unas lecturas de apoyo: algunas, básicas; otras, complementarias.

Los alumnos trabajan el caso en grupos previamente establecidos, que deben resolverlo  con distintas perspectivas: la del deudor hipotecario, la de órgano judicial y la de la entidad bancaria acreedora.

El vehículo de comunicación entre los distintos grupos y también entre estudiantes y profesores, aunque no exclusivo, es este blog, en el que se publica el caso, las cuestiones, las lecturas, los datos del equipo docente, el cronograma y una serie de entradas en el cuerpo principal dando noticia de novedades legislativas o jurisprudenciales o materiales o iniciativas interesantes relacionadas con la materia objeto de estudio, así como información relativa a la Jornada de especialistas que, cada año, se celebra en el marco del taller.

El taller incluye tres sesiones presenciales, que tienen lugar en días destinados a la realización de actividades complementarias:

1ª Presentación de la actividad.

2ª Jornada, con participación de destacados especialistas en la materia pertenecientes a distintos sectores: judicial, registral, bancario, asociaciones de consumidores, que ofrezcan una visón plural del problema. Se ha cuidado especialmente la selección de los ponentes. Los estudiantes tienen la oportunidad de plantear sus preguntas (previamente meditadas y seleccionadas) a los intervinientes.

3ª Exposición oral de trabajos realizados por los grupos de estudiantes con la perspectiva del rol asignado a cada uno de ellos.

Entre las sesiones presenciales, discurren distintas actividades: los integrantes de cada grupo se reúnen cuantas veces sea necesario para trabajar en el caso, con la orientación del tutor en la medida que lo necesiten. En el plazo indicado deben publicar la solución al caso. Pueden acompañar también, con carácter voluntario una presentación de power point, un poster digital o un vídeo compuesto por ellos con su solución.

En algunas ediciones del taller, han tenido que redactar documentos jurídicos, para lo cual, se les facilitan los correspondientes formularios y cuentan con la asistencia de su tutor: demanda (entidad bancaria), propuesta de acuerdo extrajudicial (deudor hipotecario), etc.

Así mismo deben pensar y publicar en el blog algunas preguntas que propondrían a los ponentes en el seminario. Algunas de ellas serán seleccionadas por los tutores y el grupo autor de las mismas tendrá la oportunidad de plantearlas en el seminario.

Al final de la actividad se solicita a los grupos que autoevalúen su propio trabajo y el de los otros grupos, incluyendo una nota numérica y motivando la calificación. Para ello, los profesores diseñamos un sistema de “rúbricas” adecuadas al caso. Es decir, fijamos un conjunto de criterios y estándares vinculados a los objetivos de aprendizaje que se persiguen con la actividad y que permitan evaluar con la mayor transparencia posible el nivel de desempeño de la tarea. Entendemos que éste es el mejor sistema para realizar evaluaciones subjetivas entre pares, como la que hemos asociado al taller.

Mención especial merecen las habilidades a desarrollar en relación con los documentos jurídicos. ¿Puede salir un alumno realmente preparado de la Facultad sin haber visto jamás una escritura pública, una demanda, un folio registral, una sentencia, etc? Creemos que no y el tercer curso es idóneo para que el estudiante se familiarice con este tipo de documentos, que los conozca, aprenda a interpretarlos y, en algunos casos, a redactarlos.

¿Cómo conseguimos esto?

El caso versa sobre un préstamo hipotecario. Los datos relativos al mismo y a la garantía hipotecaria no se le ofrecen directamente al estudiante. Se le facilita la propia escritura de préstamo y el folio registral con la inscripción correspondiente. Gracias a las nuevas tecnologías, se pueden simular estos documentos, con los datos de nuestro supuesto, con un realismo total. Es el propio estudiante el que, tras tomar contacto con los documentos, debe espigar los datos relevantes.

Esperamos que con el taller de garantías la formación académica se acompase a los conocimientos y habilidades necesarios para la práctica del Derecho en el mundo profesional y que el estudiante se involucre en su propio aprendizaje, que no tenga como única y entonces pobre ambición aprobar la asignatura.

Nos gustaría pensar que con esta metodología no nos limitamos a dar pan al estudiante, sino que le ayudamos a que aprenda a pescar; que sirve para su adiestramiento en aquellas habilidades que necesitará cuando acceda al mercado laboral.

Mª Dolores Mas Badía

Coordinadora del Tercer curso del Grado de Derecho de la UVEG

Responsable del Proyecto de innovación educativa UV-SFPIE FO-80703, “Desarrollo de talleres interdisciplinares y metodologías activas de enseñanza/aprendizaje en el Tercer curso del Grado de Derecho”

Valencia, enero 2019